Open login
Benicia

Benicia

Han sido el canto y la danza pilares fundamentales en la formación de la talentosa Benicia Cárdenas Zamorano, bella negra vallecaucana que con su carisma, hechizante movimiento de cintura y por supuesto con su melodiosa voz ha sabido ganarse el cariño y el reconocimiento del público colombiano dentro y fuera del país.

Sería su padre, Héctor Cárdenas (hombre alegre y rumbero) quien a muy temprana edad le transmitió y le inculcó su amor y pasión por el arte, el teatro, el canto y el baile; pues no existía presentación alguna en su natal Candelaria donde su hija no le acompañase. Benicia empezaría de esta manera a bailar a los seis años de edad, participando de toda fiesta y concurso que se realizaba en la escuela y en las ferias patronales del citado pueblo.

La artista arriba a la Capital de la Salsa (Santiago de Cali) al cumplir sus doce años de edad, donde termina sus estudios secundarios para posteriormente emprender una carrera intermedia como secretaria ejecutiva, menester que siempre alternaría con la danza del popular “Beto”, reconocido ex bailarín caleño profesional quien le enseñó los primeros movimientos coreográficos con los cuales participaría en numerosas y futuras manifestaciones, ferias y verbenas populares de la ciudad.

En 1986, Benicia es llamada a vincularse a la escuela de danza “Calirumba”; para aquél entonces la universidad de salsa más grande de la capital vallecaucana dirigida por el ilustre Jairo Sánchez (Director de Imágenes Televisión). En “Calirumba” estudió la danza moderna, clásica, la expresión corporal, el manejo escénico y fue a través de “Calirumba” que tendría la posibilidad de viajar por primera vez fuera y dentro del país representando y dejando por lo alto el nombre del Folklore nacional.

Desde entonces la carrera artística de Benicia Cárdenas Zamorano se disparó positivamente… ”Recuerdo que fui llamada a realizar varios videos musicales en mi país, el video de la Lotería del Valle en el año 87, el video de la canción Silo de James Moncada, el video de la Feria de Cali en el año 88, el videoclip “La que se fue” del célebre cantante vallenato Lisandro Mesa e incluso la promoción de la exitosa novela de RCN televisión “Azúcar”, donde incluso permitieron mi participación en algunos capítulos de la misma”, manifiesta con orgullo la cantante y bailarina quien el año 1993 participaría y ganaría la famosa serie “Soneros II” de Cañaveral Televisión haciéndose acreedora a la grabación de su primer sencillo.

Con el tiempo Benicia es invitada a ser parte de otra reconocida compañía de baile formada en su gran mayoría por ex bailarines de “Calirumba”, el denominado “Ballet Azúcar” de Liliana Salinas con la cual tuvo de nuevo la oportunidad de alcanzar nuevos e importantes reconocimientos nacionales e internacionales como el obtenido en Puerto Rico en el año 1998 durante el Segundo Congreso Mundial.

En este mismo ano la encantadora Benicia se trasladaría a Italia, lugar donde reside actualmente y donde continua dando de que hablar como bailarina de la mano del “Ballet Melao” al lado de otro talentoso caleño César Gutiérrez. Cabe precisar que en el viejo continente ha trabajado con buena fortuna en varios grupos importantes como la Orquesta Novecientos de la ciudad de Parma, asì como con el reconocido arreglista y músico italiano Giuseppe Cominotti.

Por todo lo anterior, el 2009 será un año prometedor para la hermosa negra de Candelaria, pues será el tiempo de promoción y difusión de su nuevo trabajo musical como solista denominado: PARA TOCAR Y BAILAR, elaborado con un altísimo nivel artístico en el cual han participado músicos de la talla de Jorge Herrera, Carlos Latoche y el actual Director de la Orquesta Son de Cali Diego Giraldo, bajo el sello disquero BIBOMUSIC.

Hoy vive entre Colombia donde colabora con importantes artistas del la escena del la música tropical, y Europa, donde desde mayo iniciará el tour de presentación del nuevo CD Para Tocar y Bailar.